¿Qué es storytelling?

¿Has oído hablar del storytelling? Esta técnica es ideal para las marcas que a pesar de haber invertido una gran cantidad de dinero y tiempo en marketing digital, continúan estancadas. Y lo peor, sus seguidores parecieran no estar interesados en interactuar con el contenido que publican. 

¿Quieres saber más sobre esta técnica? el storytelling tiene la magia de segmentar por si solo a tú público objetivo y, de paso, crear interacción. En un sentido resumido, permite contar historias que se conectan a nivel emocional con tu audiencia. Todo esto de forma natural y en situaciones en las que todos nos hemos visto expuestos.

Es importante conocer cómo hacer un uso correcto del storytelling en las redes sociales, por eso profundizaremos más en este tema para que te vuelvas un experto en el arte de contar historias.   

¿Por qué a todos nos encantan las historias? 

El escuchar y contar historias es una de las características humanas más intrínsecas, desde la creación del lenguaje comunicativo. El hombre de las cavernas utilizaba la narrativa para comunicar advertencias, moralejas y leyendas. 

Las historias han sido, desde siempre, una forma de conectar emociones y recuerdos a un nivel prácticamente neuronal, pues se introducen primero en nuestro cerebro emocional y luego en el racional. Es por eso que las historias de triunfo y superación tienen éxito tanto en el cine, como en la vida real.

Te propongo un ejemplo simple, una madre contando un cuento antes de dormir a su hijo. Esta imagen tierna y cotidiana, esconde una poderosa técnica de conexión emocional, pues el niño escuchara la historia, hará preguntas y puede que hasta cierto punto se sienta identificado con el personaje de la historia, por lo que querrá repetir este ritual cada noche.  

Este ejemplo nos demuestra que las historias y la narrativa tiene un poder altamente sugestionable en la mente humana. En ese poder se basa el storytelling, conectar con tu audiencia generando emociones y, muy sutilmente, introduciendo tu marca.

¡Eso también me ha pasado, esta cuenta es genial!

Esta es la reacción que buscamos al momento de aplicar el storytelling en nuestras redes sociales. Queremos que la gente se identifique con nuestros relatos y que inmediatamente decida seguirnos para continuar conectados con nosotros.

Los mejores relatos son aquellos que parecieran surgir de forma natural, que buscan mostrar una situación simple como una oportunidad de oro y que demuestran que en los detalles, está la excelencia.

Sin embargo, no todos los relatos generan la interacción deseada. Es probable que al principio muchas de las publicaciones que hagas utilizando el storytelling no tenga la cantidad comentarios o “me gusta” que deseas. Es por eso que vale la pena tomarse un tiempo para pensar qué es lo que queremos relatar y cuál es la mejor plataforma y formato para ello. 

¿Tienes algo que compartir?

Si bien esta técnica parece bastante simple, en realidad tiene una clave para que funcione bien: La intención.

En el fondo, todo emprendedor o marca desea que su cuenta crezca y que la mayor cantidad de personas posibles sepan de qué trata su producto o servicio, pero el relato debe tener una intención clara, por ejemplo “quiero contar las bondades de mi nuevo tratamiento capilar”. 

Entonces, ¿Cuál es la mejor forma de contar una historia, cercana, que genere interacción y que cumpla con el objetivo propuesto? La respuesta es muy simple solo se deben aplicar simples técnicas para que la historia vaya directamente a la emoción del público. 

Técnicas para que un storytelling sea exitoso

El storytelling es el arte de contar historias y toda historia tiene cuatro elementos indispensables para que se pueda desarrollar de manera correcta.

  • Mensaje. Es tu objetivo, lo que quieres comunicar. Procura que este sea poderoso e impactante para que se quede en la mente de las personas y puedan conectar tu marca con tus intensiones reales.
  • Ambiente. Debes cuidar que el ambiente en tu relato sea descrito con detalle para que tu público pueda adentrarse en ese maravilloso universo que estás creando.
  • Personaje. Es el protagonista de la historia. El mismo va a depender del tipo de relato que elijas contar.
  • Conflicto. Es el centro de la historia. Puede tratarse de los retos a superar para cumplir el objetivo. También puede tratarse de un problema en cuestión que servirá de trampolín para, sutilmente, promocionar tus productos o servicios.

Estos elementos serán muy importantes y estarán presentes a lo largo del proceso para lograr un storytelling exitoso.

El norte de tu brújula siempre será tu público objetivo 

Para que tu historia tenga éxito debes conocer el perfil psicológico de tu audiencia ¿Cómo piensan?, ¿cuáles son sus temores y deseos?, ¿cuáles son sus problemas cotidianos? Con esto no queremos decirte que debes hacer una larga investigación socio-económica, simplemente debes meterte en los zapatos de las personas que se sientan interesados en consumir tu contenido.

Por ejemplo, si eres un repostero y quieres promocionar tus productos libres de gluten, puedes hacer un relato de cómo se te ocurrió hacer pasteles aptos para personas celíacas, después de hablar con una amiga intolerante al trigo.

Sin importar cuál es tu razón de ser, lo ideal es que siempre pienses en el tipo de persona que se podría identificar con el contenido que vas a lanzar a las redes. Muchos dicen que la mala publicidad también es buena, pero seamos sinceros si hablan mal de tu contenido nunca podrás generar seguidores fieles.

Elije la emoción que quieras explotar 

Pregúntate cual es la emoción que quieres despertar en tu público, pues a través de ella se conectaran contigo y crearan un vínculo con tu marca. Las mejores emociones para conectar con tu audiencia son esperanza, amor y fe. Puede que suene trillado y que además pienses que el utilizar el miedo y el sentimiento de alarma puede ser más fuerte, pero, ¡Sorpresa! Las emociones positivas calan más hondo en el cerebro emocional de las personas. 

Y si lo piensas ¿qué vende más,  una historia de enfermedad, muerte y dolor o una historia de fortaleza, esperanza y superación? Las grandes marcas saben que explotar los sentimientos positivos y la sensación de bienestar es la clave del storytelling, por eso desde hace varios años han experimentado con esta fórmula para incrementar la conexión con sus consumidores.

Algunas marcas que han tenido éxito con sus campañas de storytelling en formato de video son las Nike y Campofrío. En el caso de Instagram hay varias maneras de aplicar este recurso, la clave es acompañar una buena imagen o video con un texto que conecte con las emociones de la audiencia 

Un caso de emprendimiento es la cuenta de Juli Santini, @julisantinins, dueña de la tienda Nube, quien utilizó las stories destacadas para relatar los inicios de su marca utilizando el storytelling. 

Otro ejemplo, es la empresa de seguros británica Compare The Market, la cual creó una exitosísima campaña de storytelling en Facebook con ayuda de su mascota, un suricato llamado Aleksandr Orlov. La estrategia se enfocó en mostrar la vida diaria de Aleksandr junto con su familia y amigos, La finalidad era invitar al usuario a visitar la página web de la compañía. Esta campaña fue todo un éxito en el Reino Unido y se ha mantenido en vigencia desde el 2013.

Recuerda que al final de tu relato se debe percibir una sensación de solución o bienestar que pueda ser asociada a tu marca.

La introducción es tu gancho 

La vieja fórmula de “había una vez” no crea mucho interés para seguir leyendo o escuchando. Debes presentar tu relato con una introducción emocionante o intrigante, que genere el interés por saber de qué se trata lo que estas contando.

Si bien es cierto que toda historia debe tener un inicio desarrollo y cierre, no necesariamente debe ser en ese orden, puedes plantear el problema como el inicio de tu relato o incluso desde el final, para luego explicar poco a poco cómo llega el personaje hasta allí.

Lo que es cierto es que toda historia debe tener un planteamiento interesante, una duda molesta o problema difícil que pueda ser identificable para tu audiencia y desde ese punto establecer el interés por saber que pasará después.

La veracidad será tu As bajo la manga

La autenticidad y credibilidad son las características más apreciadas por las audiencias en el mundo digital, pues las personas quieren escuchar historias reales, que inspiren sus sueños y anhelos, que les hagan decir ¡Si él pudo yo también, si a ella le paso a mí también me puede pasar!

Si sientes que no tienes una historia propia o la de un amigo que pueda reflejar tu interés, intenta crear un relato ficticio que sea creíble. No exageres los acontecimientos y tratar siempre que sea muy natural al relatarlo, casi como si te hubiese ocurrido a ti.

El cine como modelo para el Storytelling

Hemos repetido hasta el cansancio que el storytelling es el arte de contar historias, pero ¿sabes quienes han dominado este arte desde hace más de 100 años? Los guionistas y directores de cine.

Ellos han sido los maestros a la hora de comunicar mensajes a través de historias, tanto es así, que algunos mensajes indirectos han sido grabados en nuestra psique colectiva gracias a películas famosas.

Estos “creadores de sueños” siguen un patrón bastante definido y lo repiten una y otra vez, en diferentes contextos pero siempre manteniendo los elementos esenciales. A este patrón se le llama “el viaje del héroe” y consiste precisamente en el viaje que realiza el protagonista para superar un obstáculo y lograr su objetivo.

En una gran cantidad de películas hemos visto como el protagonista luego de una larga sucesión de eventos y travesías finalmente logra llegar a su meta, muchas veces, transformándose en una mejor versión de sí mismo y ayudando a otras personas en el camino. Cuando el público siente una fuerte conexión y se identifica con los problemas del protagonista, podemos estar seguros de que recordará la película. Es en ese momento cuando sabemos que el storytelling ha funcionado.

Una vez más te recordamos que el storytelling se trata de conectarte con tu audiencia a través de la emoción producida por tu relato. No importa si tienes una redacción perfecta o tus habilidades de edición son impecables, si no despiertas una emoción y cercanía con tu público simplemente no funcionará.

Comparte

Posicionamiento de marca

Misión y Visión

¿Cuál es la identidad de una marca?