Las reglas básicas de crear contenido

El contenido es la gran apuesta de las estrategias de marca, sobre todo en un momento en el que pasamos tantas horas frente a una pantalla, ya sea la de nuestra computadora o en nuestro celular. Sin lugar a duda, crear buen contenido es un factor clave para conseguir un mayor engagement con los usuarios. Además de crear una comunidad alrededor de nuestra marca, el contenido ayuda a que seamos conocidos en distintos ámbitos con una menor inversión. Ofrecer un buen contenido, que sea informativo y bien realizado, supone generar lealtad, además de aportar un valor añadido a nuestra audiencia.

Pero lo cierto es que, aunque todo el mundo crea que puede hacer contenido, sólo pocos saben hacerlo bien. Crear contenido de valor, de hecho, ¡no es tan fácil como parece! No se puede publicar cualquier cosa, y por lo tanto requiere de creatividad y trabajo. El marketing de contenido exitoso es mucho más que lanzar cualquier contenido, incluso si se hace a través de una gran campaña publicitaria en la que se invierta mucho. Por eso, para hacerlo bien y no cometer errores, existen algunas reglas claves para crear contenido como parte de la estrategia de marca. ¡Te las contamos!

Un plan de contenidos

Parece lógico pensar que, si vamos a lanzar contenidos, tenemos que contar con un plan para organizarlos. No obstante, muchas empresas se dedican a hacer contenidos de forma deliberada sin contar con una estrategia detrás. Según diversos estudios realizados en auditorías, solo el 39% de los especialistas en marketing de contenido B2B tienen una estrategia de contenido documentada. Un grave error, ya que, solo creando contenido dirigido por una estrategia claramente definida, nuestro equipo podrá moverse en una misma dirección y alcanzar sus objetivos.

Lo ideal para crear un plan de contenidos es tener en cuenta el resto de los aspectos fundamentales con los que se crea una marca. Por un lado, los contenidos tienen que relacionarse con la misión de nuestra marca, es decir, el propósito de nuestro negocio. Por otro lado, están los valores que dan personalidad a nuestra marca. Los contenidos que hagamos tienen que estar estrechamente vinculados a éstos, aunque no los mencionemos directamente. Además, está nuestro público objetivo. Detallar quiénes son en nuestro plan ayudará a mantener a todo equipo enfocado en la creación de contenido que se dirija a ellos.

Los contenidos que hagamos tienen que estar estrechamente vinculados a los valores de marca, aunque no los mencionemos directamente.

Teniendo en cuenta estos elementos para crear una sólida estrategia como guía, nuestro contenido siempre estará impulsado por el contexto de nuestra marca. Y, además, se podrá realizar alineando el equipo responsable de crear el contenido en torno a objetivos y prioridades comunes y a través de una comprensión clara del público objetivo

Nuestra audiencia por encima de todo

Una cosa que tiene que estar clara a la hora de crear contenido como parte de nuestra estrategia de marca es que debemos anteponer los intereses y necesidades de nuestra audiencia a nuestro producto o servicio. De hecho, otro de los grandes errores que se cometen a menudo es priorizar mensajes de ventas y promocionales a las necesidades informativas de la audiencia.

Tenemos que ayudarnos de nuestro propio público para determinar los temas de los que vamos a hablar, el lenguaje que usamos y el cómo se lo decimos. En base a sus gustos, también vamos a decidir la forma de hacerlo, es decir, si vamos a crear una serie de publicaciones de blog, un folleto, un video…. Etc.

Algunos especialistas en marketing se posicionan incluso en contra de permitir cualquier tipo de referencia a un producto o servicio en una pieza de marketing de contenido. Tampoco es eso. Pero sí hay que asegurarse de que cualquier referencia a nuestro marca, producto o servicio tenga sentido en el contexto, y no se lee como autopromoción disfrazado de otra cosa.

Así que ya sabes, si quieres crear contenido hazlo pensando siempre en tu audiencia, sus gustos, sus miedos, sus inquietudes y sus necesidades.

Otro de los grandes errores que se cometen a menudo es priorizar mensajes de ventas y promocionales a las necesidades informativas de la audiencia.

Contenido de valor

No podemos olvidarnos que el objetivo principal de crear contenido se centra en enganchar a nuestra audiencia para arrastrar de forma atractiva a nuestra web. Pero al igual que es nuestro propósito, también es el de nuestra competencia. Por lo tanto, cuanto más queramos destacar más original debe ser nuestro contenido. Y esto, ¿qué supone? Lo primero es calidad, ya que debemos ofrecer al internauta algo con valor propio. También exclusividad, ya que es algo que no podrá encontrar en ningún otro sitio de Internet. El contenido original es un valor añadido para nuestro negocio y eso Google lo tiene muy en cuenta. ¿Cómo? Posicionándonos en los primeros resultados de las búsquedas.

Nuestros contenidos, dirigidos a una audiencia específica, tienen que estar relacionados con el área en el que somos expertos.

¿Qué y cómo?

Nuestros contenidos, dirigidos a una audiencia específica, tienen que estar relacionados con el área en el que somos expertos. ¿Para eso acude la audiencia a nosotros, no? Así que hagamos las preguntas pertinentes: ¿Qué buscan? ¿Qué problemas tienen? ¿Qué solución podemos darles? Proporcionarles la información que demanda nuestro público es una labor fundamental y que requiere constante actualización. Una vez tengamos claro los contenidos en los que nos queremos enfocar hará falta saber cómo. Y aquí entra en juego un recurso muy importante que puede ser clave para nuestra estrategia de marca: el story telling.

Está más que demostrado que la información basada en historias con contenido emocional da como resultado una mejor comprensión de ese contenido y ayuda a que lo recordemos. El story telling tiene la capacidad de aprovechar la capacidad de empatía del público, hacer que mantengan la atención y nos recuerden. Al fin y al cabo, tanto los clientes del ámbito B2C, como del B2B, son humanos. ¡Y a todos los humanos nos gustan que nos cuenten historias!

Comparte

Diseño de marca

¿Cómo se construye una identidad visual?

Cómo crear una estrategia de marca