¿Las redes sociales deben formar parte de tu estrategia de comunicación?

El mundo de negocios va cambiando continuamente, y con él la manera de vender. Años atrás, para comprar un producto las personas esperaban verlo publicitado en la radio o en la televisión. Hoy, nuestras opciones de compra son más numerosas y no solo buscamos productos, buscamos que nuestra compra y su uso sea una experiencia y nos aporte valor.

Debido a las exigencias del mercado actual, las empresas están cada vez más en contacto con los clientes a fin de saber qué buscan, cómo satisfacerlos y cómo ser su primera opción de compra. ¿Cómo lo logran? A través del uso de estrategias de comunicación y apoyándose en las redes sociales. De esta manera, humanizan las marcas y pueden llegar cada vez más lejos.

Importancia de la estrategia de comunicación

Con una estrategia de comunicación exitosa estarás más cerca de tus clientes para brindarles una experiencia de compra increíble y aportarles valor. Ya que el fortalecimiento de los vínculos con ellos se ha vuelto vital para el posicionamiento de la marca, ten en cuenta que las redes sociales nos permiten estar más cerca de las personas. 

Conocer qué es una estrategia de comunicación, cómo formularla y qué beneficios le aportará a tu empresa es indispensable si te quieres aventurar en el nuevo mundo virtual.

¿Qué es una estrategia de comunicación?

Una estrategia de comunicación es un conjunto de acciones, herramientas y técnicas que te permitirán mejorar la visibilidad de tu empresa en la web y acercarte a tu público. De entrada, parece algo muy sencillo, pero tienes que aprender a hacer un uso correcto de ellos.

•          Objetivos generales. Los objetivos generales sirven para plantear qué es lo que quieres hacer. Con ellos, delimitarás tu estrategia y después de implementarla sabrás si la cumpliste y si lograste lo planteado.

•          Mensajes. Es lo que deseas transmitir a través de tu estrategia de comunicación. Si bien vale la pena ser claro, importa que lo que dices sea atractivo y cautive la atención de tus clientes de manera honesta y realista.

•          Acciones a ejecutar. Son el cómo de los objetivos, es decir, lo que debes ejecutar para lograrlos.

•          Variables indicadoras. Las variables indicadoras son los resultados de la aplicación de tu estrategia. Si las interpretas correctamente, sabrás si tu estrategia está dando resultado o si debes replantearla. 

•          Instrumentos. Son los recursos con los que cuentas. Pueden ser recursos humanos, aplicaciones, redes sociales o métodos de análisis.

•          Plazos de tiempo de ejecución. Es el tiempo que te tomará cumplir con cada una de las acciones y objetivos de tu estrategia.

•          Evalúa los resultados. Una vez puesta en práctica tu estrategia, mide tus resultados y analízalos. Si los objetivos fueron alcanzados, es hora de ir por nuevas metas y de plantear una nueva estrategia.

¿Cómo formular una estrategia de comunicación exitosa? 

Para plantear una estrategia de comunicación debes conocer a fondo tu empresa, plantearte objetivos, establecer las condiciones de cumplimiento de tu estrategia (tiempo, recursos, mensaje, medios) y evaluar continuamente para saber si es o no viable.

•          Sé consciente de tu situación. Antes de plantearte una estrategia, debes saber por qué necesitas implementarla y si sus condiciones internas y externas son favorables.

•          Concéntrate en un objetivo. Pregúntate cuáles son las metas que quieres lograr con tu estrategia y cómo puedes lograrlas. Divide cada meta en tres acciones específicas para una ejecución más sencilla.

•          Conoce tu público. El público objetivo es el grupo de personas que podría comprar tu producto y al que quieres llegar. Conócelo, agrúpalo según sus características y llega hasta él, pregúntate ¿En qué red social se encuentra mi público objetivo? No temas en analizarlo, interactúa con la red social que más frecuenten, analiza las horas de frecuencias y así sabrás cuando encontrarlo.

•          Invierte. Prioriza cada acción y objetivo según tu presupuesto y disponibilidad y plantéate metas reales.

•          Establece tu mensaje. Crea un mensaje comprensible, rítmico e inteligente. No crees falsas expectativas y hazle saber a tu público qué les ofreces y por qué lo necesitas. Ten presente que hoy en día las personas no quieren comprar productos, compran experiencias o historias. 

•          Conoce tus canales. Los canales son los medios a través de los que transmitirás tu mensaje. Busca los más visitados por tu público, pero que al mismo tiempo sean rentables. Las redes sociales se han convertido en los canales predilectos de las marcas, pues llegan hasta su público en cualquier momento, una vez más debes conocer en qué red social se encuentran tus futuros clientes. 

¿Cómo escoger la red social más indicada? 

En una estrategia de comunicación las redes sociales son una herramienta fundamental. Son el canal a través del que puedes llevar tu mensaje a los usuarios, pero también te ofrecen herramientas para llegar a más personas y para segmentar tu público o analizar tu estrategia. Sin embargo, antes de elegir una red social debes tomar en cuenta algunos factores:

Busca la red social idónea

Todas las redes sociales tienen potenciales distintos. De hecho, cada una de ellas está centrada en contenidos distintos y los usuarios acuden a ella por motivos diferentes. Algunas de las redes sociales más populares son estas:

•          Facebook. Es una de las redes sociales más populares del mundo, y su crecimiento va en aumento. Te permite crear grupos, páginas e interactuar individualmente a través de chats. De esta forma, puedes enfocarte en publicar contenido gratuito, hablar directamente sobre tu marca y productos y atender dudas o requerimientos. Además, puedes usar su Market Place de forma gratuita.

•          Twitter. Otro gigante de las telecomunicaciones. Es ideal para personas jóvenes. Sus interacciones están limitadas por un número de caracteres específicos, pero es ideal si quieres hacer tu mensaje de manera rápida y jovial.

•          Youtube. Se basa en compartir vídeos. Las empresas pueden crear canales para ofrecer los productos y sus características de manera más gráfica y demostrable. Pero también tienen la opción de patrocinar usuarios de gran popularidad para que publiciten sus productos.

•          LinkedIn. Se enfoca en la búsqueda de trabajos y las relaciones empresariales. Las empresas que la frecuentan suelen usarlas para buscar personal y generar contenido de utilidad que muestre sus competencias en el campo.

          Instagram. Es ideal si quieres mostrar imágenes o videos cortos de tus productos. Es una excelente plataforma para crear una galería de forma estética y organizada.

•          Pinterest. Es la página de los tutoriales y las ideas por excelencia. Solo permite mostrar imágenes estáticas, pero crear contenido con imágenes de alta calidad te ayudará a llegar a una enorme cantidad de público.

Estudia tu público

Conocer tu público es fundamental para incluir las redes sociales en tu estrategia de comunicación. Y no solo se trata de que personas de cierta edad visiten más una determinada red social. Se trata también de los hábitos de tus clientes y del tipo de contenido que querrán ver.

Si tu público objetivo son las mujeres adultas de 30 a 35 años podrías elegir Intagram como canal. A la hora de crear contenido, debes hacerlo de forma sofisticada y brindando contenido de valor a las usuarias en horarios compatibles con su tiempo libre. De esta forma tu mensaje llegará sin ser invasivo y quedará grabado en su mente y en su corazón.

Ofrece contenido de calidad 

En las redes sociales muchos usuarios pueden ver lo que publicas y la forma en la que interactúas. Para poder usar las redes de forma eficiente, debes ofrecer contenido de calidad, comprensible, bien escrito, con información útil y sin sesgos ideológicos. Si tus publicaciones están mal escritas o son políticamente incorrectas, los usuarios relacionarán las características negativas con tu producto y tu reputación quedará afectada.

No te concentres solo en vender

Si bien vender es importante, no es tu objetivo principal al crear una estrategia de comunicación. Es fundamental que tu marca y tu producto se relacionen con contenido útil y personal. Debes hacer que tu público no te busque en las redes solo para comprar, sino que te siga y se comunique contigo para entretenerse e informarse. Si tus post se hacen virales, mejor.

Evalúa tu estrategia con las herramientas de las redes

Google, Facebook y Twitter tienen herramientas de medición que te ayudarán a saber si estás o no logrando los objetivos de tu estrategia. Si bien hay muchas más herramientas, están son fáciles de usar y de más bajo costo que otras herramientas especializadas no asociadas a las redes. Estas son algunas de sus características:

•          Google Analitics, la herramienta gratuita de Google, te permite conocer el tráfico, cuál es el contenido más popular de tu página y cuánto duran en ella los usuarios. 

•          La herramienta de Facebook, Facebook Insights, te permite conocer las estadísticas de tus interacciones en Facebook e Instagram; es una herramienta excelente que incluso te permite exportar los datos a un documento de Exel. 

•          Y finalmente, la Twitter Analytics. Es una herramienta fácil de usar y muy práctica. Te dejará saber cuáles son tus publicaciones más populares, cuál es tu volumen de tráfico y cómo está segmentado tu público.

Las redes sociales son una parte fundamental de cualquier estrategia de comunicación. Con ellas podrás conocer tu público y ofrecerle contenido de valor para estar siempre presente. De esta forma, el tráfico de tu página aumentará y también tus ventas.

Comparte

La comunicación en sectores técnicos

¿Por qué la comunicación en el sector de salud es tan importante? ¿Por qué hay que tener tanto cuidado en manejarla?

Cómo analizar la experiencia de tu usuario en línea