Cómo usar las redes sociales efectivamente

Las redes sociales se han convertido en un instrumento sumamente necesario y valioso en la actualidad. No es ningún secreto que, desde su llegada, han revolucionado la manera de hacer marketing, permitiendo que las marcas puedan estar más cerca de sus clientes en cualquier circunstancia, incluso durante los periodos de crisis.

¿Quieres impulsar tu estrategia en redes sociales, pero no tienes idea de cómo hacerlo? 

Una estrategia de marketing bien utilizada y orientada puede garantizar nuestro éxito. La tecnología avanza y el mercado virtual resulta ser muy provechoso si aprendemos a manejarlo correctamente y vamos adaptándonos a los cambios sociales y tecnológicos. A continuación, te daremos los consejos de como hacer buen uso de las redes sociales.  

1. Plantear metas 

Para medir la evolución de nuestras estrategias de comunicación en redes sociales es necesario fijar metas alcanzables y dividir los objetivos. Este paso resulta imprescindible si queremos potenciar nuestra marca. De hecho, varios estudios afirman que quienes definen metas y objetivos claros y alcanzables, a la vez que plantean pequeñas acciones, tienen más probabilidades de lograr el éxito. Hablamos de un porcentaje entre el 30 y 40% por encima de la media, lo que supone una gran diferencia.

Varios estudios afirman que quienes definen metas y objetivos claros y alcanzables, a la vez que plantean pequeñas acciones, tienen más probabilidades de lograr el éxito.

Para ello es necesario:

  • Establecer periodos de tiempos
  • Ser específicos
  • Trazar objetivos en base a la estrategia de marketing
  • Seguir el progreso

Un aspecto imprescindible es movernos en la dirección indicada y mantenernos motivados. 

2. Conocer a nuestra audiencia 

Este paso es importantísimo, pues para tener una estrategia de marketing exitosa debemos comprender a nuestra audiencia y así saber identificar sus necesidades y deseos.

¿Cómo entender a nuestra audiencia?

  • Detallar los datos demográficos.
  • Interactuar con nuestro público.
  • Responder a los comentarios y preguntas que dejan los seguidores.
  • Lanzar encuestas a nuestra audiencia, así podremos conocer sus fortalezas y debilidades.
  • Recolectar comentarios (utilizando una herramienta de comentarios de usuarios).
  • Conocer e integrarnos con nuestra audiencia, lo que nos ayudará a satisfacer sus necesidades. ¡Los clientes quieren empresas que se preocupen por ellos!

 3. Crear contenido de valor según la plataforma que usemos 

Cada red social es utilizada con un fin específico por lo que se ha de cuidar muy bien el contenido que publiquemos en ellas.

Linkedin: Está orientada a comercializar productos y servicios profesionales o comerciales. ¡Es como el escaparate de los perfiles profesionales!

Facebook: Se usa más para noticias y entretenimiento, sin embargo, puedes publicar contenido en los grupos, lo cual resulta ser una buena estrategia. Hay marcas que crean sus propios grupos y desde allí van canalizando el contenido para sus seguidores. 

Instagram: Es una red social dirigida al contenido visual, así que debemos poner atención en que nuestros videos y fotos estén elaborados con calidad y creatividad. 

Pinterest: Se usa para buscar y organizar las mejores imágenes de la web, además permite crear tableros personalizados.

Para cautivar en las redes es necesario:

  • Hablar directamente con tu audiencia.
  • Cuidar nuestra redacción.
  • Postear imágenes atractivas.
  • Describir los posts.

Siguiendo estos pasos, podremos crear contenido de valor que atrapará a nuestros seguidores y nos permita obtener más clientes.

4. Elaborar un calendario de contenido 

La implementación de un calendario de contenidos nos permite organizar, planificar y simplificar las tareas, siendo de gran utilidad para potenciar nuestras estrategias en las redes con constancia y eficacia. Para crear un calendario podemos utilizar una hoja de cálculo o alguna plataforma en línea. Tener claro el tema de los contenidos, las fechas para publicar y la audiencia a la cual nos dirigimos, aumenta las posibilidades de ser exitoso. Pensar en el futuro también va a ayudarnos a consolidar nuestros objetivos.

¿Qué debo incluir en mi calendario?

  • Idea del post.
  • Lugar de publicación.
  • Categoría del post.
  • Descripción del post.

 5.  Automatizar la mayor parte de las actividades

Utilizar las herramientas adecuadas garantizará que nuestra estrategia funcione con menos esfuerzos. Cada empresa tiene necesidades distintas, por eso debemos evaluar nuestras opciones. Existen muchas aplicaciones que nos pueden ayudar, entre las más destacadas se encuentran: Sendible, Agorapulse, SEMrush, Awario, Tail Wind, IFTTT, Zapier y Missinglettr. 

Todas estas herramientas ayudan a hacer gran parte del trabajo, mientras nosotros podemos dedicarnos a crear otras estrategias para fortalecer nuestro negocio. Entre los beneficios que proporcionan encontramos:

  • Ahorro de tiempo.
  • Simplificación de tareas.
  • Recolección de conversaciones en una sola bandeja.
  • Generación de informes analíticos en conocimientos y profundidad.
  • Almacenamiento y clasificación de temas.
  • Análisis de campañas de competencias, hashtags y publicaciones de alto rendimiento.
  • Creación de informes personalizados.
  • Monitoreo de la marca.
  • Identificación de seguidores.
  • Conteo de menciones.
  • Creación de Zaps automatizados.

Automatizar las tareas se convierte en una necesidad, especialmente cuando llevar a cabo estas tareas supone dedicar horas a ellas. Sin embargo, esto no quiere decir que una vez automatizado el proceso nos podamos olvidar de él, pues de nuestra atención dependerá nuestro éxito, ¡es un trabajo en conjunto!

6. Optimizar la frecuencia con la que publicas contenido 

La frecuencia de publicación de contenido trae consigo muchas interrogantes para los que no existe una respuesta concreta. Sin embargo, un seguimiento y análisis detenido de nuestras redes puede ayudarnos a definir cuál es la frecuencia más indicada para nuestra marca. 

A medida que vayamos analizando la forma en que nuestro público interactúa con el contenido que le proporcionamos, podremos encontrar la frecuencia ideal para publicar. Antes de que se desarrollarán métricas que proporcionaran buenas estadísticas, se asimilaba como rentable hacer decenas de publicaciones diarias, en su mayoría vacías de contenido. Ahora, ya se sabe que es mejor hacer unas pocas publicaciones con contenido de alto valor en una óptima frecuencia que llenar las plataformas de post sin importancia.

7. No hay que vender productos sino contar una historia.

Cada marca nace con un sueño y éste tiene su propia historia. Tenemos que comunicar esa historia a nuestra audiencia, con el objetivo de establecer un vínculo emocional. Hay que cautivar a nuestros clientes, atraparlos y hacerlos conectar con la organización. Es importante que nuestras historias hablen de la visión, la misión y los valores. 

Hay que esforzarse por ser emotivo pero concisos, evitando lanzar mensajes complicados o rebuscados. Desde la sencillez podemos lograr la empatía de nuestro público, para que recuerden nuestra marca no sólo por su calidad, sino también por su creatividad y por todo el valor que existe detrás del producto.

8. Crear imágenes y videos profesionales 

La creación de contenido multimedia de calidad nos va a ayudar a mejorar significativamente las interacciones en nuestras redes. ¡Los clientes de esta nueva era no toleran textos largos y aburridos! Existen diversas aplicaciones que pueden ayudarnos en este trabajo sin la necesidad de ser un profesional del diseño, como Canva, Pickmonkey y Photoshop, entre muchas otras. A pesar de todas las posibilidades que ofrecen estas apps, hay que tener en cuenta que contratar un diseñador gráfico es una excelente inversión, así que ¡si nuestra marca requiere de contenido creativo no dudemos en hacerlo!

Los gráficos e imágenes deben ser coherentes con la identidad de la organización y con la estrategia de comunicación que estemos empleando. Por otro lado, los videos suponen el 78% del contenido que se consume en redes sociales. De hecho, el video es el formato más compartido, ayudando al posicionamiento del SEO y permitiendo destacar sobre la competencia.

9. Humanizar nuestra marca 

Frecuentemente, las organizaciones se olvidan de que sus seguidores son personas reales y utilizan las redes como una ventana dedicada exclusivamente a la venta de productos. Humanizar la marca es una necesidad para adelantarnos a la competencia. ¡Está más que demostrado que acercar las experiencias de la oficina a los clientes permite crear un acercamiento positivo en la comunidad digital!

Además de mostrar el talento humano que existe tras cámaras, aporta soluciones y permite crear un lazo con nuestros seguidores. ¡Las historias de nuestra marca hablan de nosotros, muestra la cultura y valores que posee la organización!

9. Conectarse con la audiencia 

Conocer a la audiencia es importante, pero conectarte con ella a través de las redes sociales debe convertirse en una prioridad. Si no creamos lazos con nuestro público obtendremos muy malos resultados. Un estudio reveló que el 73.3% de las personas acude a las redes sociales para comprar artículos, un dato que resultar realmente revelador.

Si somos capaces de dominar los siguientes hábitos en nuestra comunicación, comenzaremos a establecer lazos con nuestros seguidores:

  • Responder a todos los comentarios y preguntas
  • Lanzar encuentras a nuestra audiencia
  • Interactuar en los chats
  • Participar en grupos con público objetivo similar que sepan que la marca está activa en las redes sociales aportando información. Recordemos que detrás de las marcas hay personas, ¡y está es una gran forma de evidenciarlo! 
  • Podemos crear un #hashtag único para nuestra organización, marca, producto o campaña, de manera que las personas lo busquen nos encuentren y reconozcan con facilidad.

10. Usar sólo aquellos hashtags que sean necesarios 

Los hashtags son identificadores utilizados con la finalidad de clasificar el contenido y así establecer una forma de entrelazar seguidores y creadores de contenido. Sin embargo, cuantos más hashtags utilicemos más se incrementará la posibilidad de molestar a nuestra audiencia, porque estaremos perdiendo toda objetividad.

11. Analizar los datos 

Al utilizar de manera efectiva los datos que nos proporcionan las redes sociales, lograremos impulsar nuestro rendimiento. Debemos prestar atención a las estadísticas que reflejen el crecimiento de nuestros seguidores, visitas a tu página, publicaciones, “likes”, recursos compartidos e impresiones. Es fundamental compartir los resultados con nuestro equipo y, en caso de ser necesario, revaluar nuestra estrategia y adaptarla según nos indiquen las estadísticas. Podemos utilizar herramientas de análisis para ver la interacción de nuestros seguidores de una manera más clara y ver cómo se comportan en función de cada contenido.

Motivar a los usuarios a unirse a nuestras redes y que consuman nuestro contenido no es una tarea sencilla. Sin embargo, si somos constantes y seguimos estos consejos podremos posicionarnos en el corazón y en la mente de nuestros seguidores. ¡En función de las estrategias de comunicación que formulemos, nuestra marca generará mayor interés y se posicionará con éxito en el mercado!

Comparte

¿Las redes sociales deben formar parte de tu estrategia de comunicación?

¿Quieres mejorar tu estrategia de marca? Sigue estos consejos

Cómo crear una estrategia de comunicación