Cómo afecta la crisis del coronavirus al marketing de mi empresa

¿Cómo vender mis servicios o productos en esta época de crisis y frente a los cambios tan grandes que estamos viviendo como sociedad? Esta es la pregunta que más se hacen en estos días nuestros clientes. Aunque la cuestión más importante es: ¿cuándo podemos volver a publicitar nuestro servicio sin hacer referencia a estos tiempos difíciles y sin que nuestro público objetivo lo resienta?

Esto depende mucho del tipo de situación que atraviese nuestra empresa o de la industria a la que pertenezca. Cada empresa es un mundo y su actividad se ve influenciada por muchos factores. No obstante, todo ha cambiado, el contexto social y económico, el potencial de la compañía, los presupuestos designados, el consumidor y nuestra relación con él… El coronavirus y su impacto han afectado por completo a las estrategias de las empresas, y por supuesto, a las campañas de venta y publicidad. Eso sí, si algo ha logrado esta crisis es que muchas personas se den cuenta de lo importantes que son las empresas, tanto para el bienestar social como económico de los países. 

Casi toda empresa se ha visto perjudicada por esta crisis, por lo cual, se entiende que retomen sus actividades de marketing con el objetivo de estimular las ventas y ayudar a solventar la situación en la que se encuentran y retener a sus empleados. 

Todo ha cambiado, el contexto social y económico, el potencial de la compañía, los presupuestos designados, el consumidor y nuestra relación con él… El coronavirus y su impacto han afectado por completo a las estrategias de las empresas, y por supuesto, a las campañas de venta y publicidad

Debido al negativo impacto económico sufrido, muchos piensan que el marketing debe limitarse durante la cuarentena. Este planteamiento muestra cómo ciertas compañías perciben en marketing como una estrategia a corto plazo exclusivamente orientada a las ventas. Un error que ya hemos señalado en artículos anteriores. El marketing sigue siendo un aspecto fundamental como estrategia, aunque, desde luego, que hay algunas consideraciones que tomar en cuenta: 

El conjunto empresarial y la sociedad no lo están pasando bien, no es un momento para presionar las ventas. Sí es el momento de informar a nuestro público objetivo y de tratar de persuadirlo a comprar nuestro producto o contratar nuestro servicio. Pero si no somos un producto de primera necesidad no debemos transmitir ningún tipo de llamado a la urgencia. Estos días, desde nuestras casas, observamos mucha publicidad dirigida precisamente a la urgencia. “Compra esto, porque se agota, contrátame porque si no tus ventas se verán profundamente afectadas”. Estos mensajes son típicos de las llamadas marcas “oportunistas”.

Estos días, desde nuestras casas, observamos mucha publicidad dirigida a la urgencia. “Compra esto, porque se agota, contrátame porque si no tus ventas se verán profundamente afectadas”. Estos mensajes son típicos de las llamadas marcas “oportunistas”

No estamos diciendo que todas las marcas que hacen esto tengan la intención de aprovecharse de una situación tan vulnerable, ni tampoco que sean insensibles al contexto. Pero, al final, el marketing no es una cuestión de intenciones, sino del efecto que crea. Bastante grave es la alarma social como para que las empresas la incrementen con su publicidad.

No obstante, hay empresas, las oportunistas “con intenciones”, que sí pretenden aprovechándose de la situación para sacar rendimiento. No es raro haber observado estos días cómo, de forma llamativa, ha subido el precio de muchos productos sin una justificación más que la de hacer crecer las ventas. Si bien muchas plataformas digitales han lanzado suscripciones gratuitas para que la gente pueda disfrutar de sus contenidos sin tener que pagar por ello, otras han inflado sus precios en cuanto han visto el aumento de la demanda. Teniendo en cuenta que los contenidos digitales tienden por lógica a abaratarse en cuanto sube el número de consumidores, esta táctica que deja fuera a la ética es totalmente rechazable.

Definitivamente no es momento para aumentar precios injustificadamente, ni tampoco de lanzar mensajes alarmistas. Por eso recomendamos que se eviten a toda costa esos llamados al apocalipsis. Estamos viviendo una emergencia sanitaria global y si nuestros productos no son de los que la gente necesita para poder hacerla frente y sobrevivir, realmente no hay una urgencia para que los usuarios los compren. Las personas, los clientes, tienen memoria. ¿Qué recordarán de nuestra marca cuando esta crisis haya terminado?

Independientemente de las circunstancias, siempre hay que pensar de forma prioritaria en nuestro público objetivo, pero ahora hay que hacerlo de forma particular. Hay que apostar por definir un propósito más allá de las ventas, que nos acerque a nuestra audiencia. ¿Qué necesitan? Ahora es el momento de ser una “marca humana”. ¿Cómo podemos ayudar a nuestro público atravesar esta situación? ¿Y cómo podemos posicionar a nuestra empresa dentro de ella? Esto siempre debe ser parte de nuestra estrategia, pero, si no lo es todavía, es una oportunidad para cambiar. 

Hay que apostar por definir un propósito más allá de las ventas, que nos acerque a nuestra audiencia. ¿Qué necesita nuestro público objetivo? Es el momento de ser una “marca humana”. ¿Cómo los podemos ayudar a atravesar esta situación?

La inestabilidad e incertidumbre que causa esta crisis obliga a las marcas a la reflexión, las obliga a revisar estrategias y repensar sus objetivos. Si esta crisis es oportunidad para algo, es para definir los diferentes escenarios post coronavirus y sus estrategias, y mostrar los valores de nuestra empresa, ¡que nuestro marketing refleje nuestros valores éticos alineados con el público objetivo!

Antes de lanzar cualquier campaña, pensemos en los consumidores, investiguemos su situación, cómo les ha afectado esta crisis, conozcamos las sensibilidades de nuestros potenciales clientes. Si no lo hacemos, podríamos dañar nuestra identidad y, por consecuencia, nuestra reputación de forma irreversible. ¿Cómo hacemos un buen marketing en un momento de crisis como éste?

En primer lugar, seamos comprensivos, detrás de las empresas hay personas y sentimientos. La empatía tiene que ser un valor base de toda la comunicación que hagamos siempre, y ahora más que nunca. Como mencionábamos antes, las ventas son importantes, de ellas dependen la supervivencia de una empresa, pero ojo, pongamos el valor de nuestra marca por encima. Es decir, establezcamos los objetivos a largo plazo por encima de los de venta a corto plazo.

Por otro lado, no perdamos los valores de nuestra propia marca, por muy desesperados que estemos. Y utilicemos las herramientas que hay disponibles al servicio de una publicidad más humana. Nuestro objetivo tiene que ser generar más confianza que nunca.

“las ventas son importantes, de ellas dependen la supervivencia de una empresa, pero ojo, pongamos el valor de nuestra marca por encima. Es decir, establezcamos los objetivos a largo plazo por encima de los de venta a corto plazo”

Reforcemos la atención al cliente. ¿Qué canales tenemos a disposición? ¿Cómo podemos mejorar la comunicación con nuestro público? ¿Son nuestros tiempos de respuesta los adecuados? ¿Se adecuan a los tiempos que reclaman nuestros clientes? Apostemos por la agilidad en nuestras respuestas, lo cual se percibirán como un gesto más humano.

Otro punto fundamental es definir cómo queremos que sea nuestra marca tras la crisis. En este sentido, el propósito de marca cobra todo el protagonismo. ¿Por qué existe nuestra empresa? ¿Qué supone para nuestro público objetivo? ¿Cómo queremos que sea nuestra empresa después del coronavirus? 

Por último, ¿qué contenidos estamos alimentado? En esta crisis, los mensajes que trasmitimos a través de nuestras redes sociales y sitio web, las plataformas que exponen nuestros valores de marca, son muy importantes. Seamos transparentes y acerquémonos a nuestros clientes con contenidos que de verdad creen valor y aporten cosas buenas en mitad de esta crisis.

Recordemos que los peores escenarios pueden ser una oportunidad para sacar lo mejor de nuestro negocio, acercarnos a nuestros clientes y aumentar nuestro valor de marca. 

Comparte

¿Las redes sociales deben formar parte de tu estrategia de comunicación?

¿Quieres mejorar tu estrategia de marca? Sigue estos consejos

Cómo crear una estrategia de comunicación